PostHeaderIcon Unidad I. Procesos culturales contemporáneo

 

Es evidente el abismo que hay entre lo que piensa la opinión pública estadounidense sobre la Guerra de Irak y lo que piensa el resto del mundo, literalmente. ¿Lo achacas a la propaganda?
No cabe duda. Se puede seguir la trayectoria con toda precisión. La campaña sobre Irak despegó en septiembre de 2002. Es tan evidente que hasta se trata de las publicaciones de tipo más general. El jefe de análisis políticos de United Press International, Martin Sieff, tiene un largo artículo que describe cómo se hizo. El redoble de tambores de la propaganda bélica empezó en septiembre, coincidiendo con el inicio de la campaña electoral del Congreso, de mitad de la legislatura. Había dos temas que se repetían constantemente. Uno era que Irak suponía una amenaza inminente para la seguridad de Estados Unidos. Tenemos que pararlos ahora, o nos destruirán mañana. El segundo tema era que Irak estaba detrás de los atentados del 11 de septiembre. Nadie lo decía expresamente, pero todos insinuaban que Irak era el responsable. Entonces, dijeron que Irak estaba planeando cometer nuevas atrocidades. Estamos en peligro, de verdad; por eso, hay que pararlos ya.
Mira las encuestas de opinión. Reflejaban la propaganda de una forma muy directa. Justo después del 11 de septiembre el porcentaje de ciudadanos estadounidenses que Irak tenía algo que ver era, creo, el 3 por 100. Hoy casi la mitad de la población, tal vez más, cree que Irak fue el responsable de los atentados del 11-S. Desde septiembre de 2002, aproximadamente el 60 por 100 de la población cree que Irak representaba una amenaza para la nuestra seguridad. Estas actitudes guardan una estrecha relación con el apoyo a la guerra. Si crees que Irak es una amenaza inminente para tu seguridad y que fue responsable de las atrocidades cometidas aquel 11 de septiembre y que está planeando cometer más, entonces tiene su lógica decir que deberíamos ir a la guerra para pararle los pies.

En el resto del mundo nadie cree nada semejante. Ningún otro país ve que Irak sea una amenaza para su seguridad. Kuwait e Irán, ambos invadidos en su día por Irak, no lo ven como una amenaza para su seguridad. Es absurdo. Como consecuencia de las sanciones, que han matado a cientos de miles de personas, el país tiene la economía y la fuerza militar más débiles de toda la región. Su gasto militar es menos de la mitad del de Kuwait, cuya población equivale al 10 por 100 de la iraquí, y está muy por debajo del gasto militar de otros países de Oriente Medio. Y, por supuesto, en la región todo el mundo sabe que allí cerca tienen una superpotencia (que en realidad es una base militar estadounidense en el exterior) dotada de cientos de armas nucleares y unas fuerzas enormes: Israel. De hecho, después de que Estados Unidos se apodere de Irak, es muy probable que incremente las fuerzas iraquíes y puede que hasta desarrolle las armas de destrucción masiva del país, con el único objeto de crear un contrapeso frente a otros Estados de la zona.

La gente tiene miedo de Irak solo en Estados Unidos. Esto es un autentico logró propagandístico. Resulta interesante comprobar que Estados Unidos es tan susceptible a la propaganda. Pero lo cierto es que, por la razón que sea, Estados Unidos es un país muy asustado en comparación con otros. Aquí el grado de temor sobre casi cualquier tema (la delincuencia, la inmigración, o el que más rabia te dé) se sale del rango normal.

Y lo de Washington lo saben muy bien. Muchos de ellos son los mismos que gobernaban el país en los años de Reagan y de la primera administración Bush. Y no están más que repitiendo el mismo guión. En aquel entonces aplicaron unos programas nacionales muy retrógrados que perjudicaron a la población y que resultaron muy impopulares, y se las ingeniaron para permanecer en el poder simplemente apretando año tras año el botón del pánico. Ahora lo están haciendo otra vez. Es algo que en Estados Unidos no es difícil de hacer.
Noam Chomsky. Ambiciones Imperiales. El mundo después del 11-S
Entrevista de David Barsamian a Noam Chomsky

0 comentarios:

Publicar un comentario

Fusión Educativa

Fusión Educativa

¿Qué te parece el libro?

¿El libro te ayuda en tus clases?

¿Te gusta este blog?

Seguidores

Páginas vistas en total